Search
Close this search box.

“Correr un maratón en 2:36 con 64 años y un resfriado no está mal pero mi objetivo es bajar de 2:30 cuando cumpla 65”

extremesportsweb.com


Martes, 14 de Mayo de 2024

Así funciona el ‘método Hugues’ que ha llevado al fenómeno irlandés a correr maratones con marcas impresionantes

“Correr un maratón en 2:36 con 64 años y un resfriado no está mal pero mi objetivo es bajar de 2:30 cuando cumpla 65”

A Tommy Hugues sigue sin pesarle la edad. Con 64 años ha sido capaz de correr un maratón en 2:36 y eso que llegaba renqueante de salud.

Tommy Hughes lo ha vuelto a hacer. El corredor popular irlandés con pasado como atleta olímpico en Barcelona en 1992 dejó a todos estupefactos en el Maratón de Belfast al cruzar la meta en 2:36.37 a los ¡64 años!

[Img #59384]

Hughes finalizó 25º en la general (23º masculino) y ganó su categoría de edad M60-64 con una asombrosa diferencia de 39 minutos por delante del norirlandés Paul Alister , que llegó con un tiempo de 3:15:40. Incluso corrió un tiempo negativo de un minuto después de llegar a la mitad del recorrido en 1:18:41. Hughes también ostenta el récord mundial masculino de maratón 60-64 de dos horas y 30 minutos, que estableció en 2020, superando la marca anterior en seis minutos.

“Estoy muy contento con mi carrera en el maratón de Belfast. Hacer 2:36 no está mal, sobre todo porque en los días previos tuve un resfriado que temí que me impidiera correr. Al final me sentí mejor de lo que pensaba. Mi tiempo es un récord mundial para atletas de 64 años, superando el récord anterior de 2:24:44 establecido por Clive Davies en 1979”.

Hughes, que pasará a una nueva categoría de edad de 65 a 69 años en enero de 2025, ya tiene los ojos puestos en ese récord, que es de 2:41:57. “Buscaré el récord mundial de más de 65 años dentro de seis meses e intentaré bajar de esa elusiva marca de dos horas y 30 minutos”.

[Img #59383]

Este es el método Hugues para corer maratones en 2:30 con más de 60 años
 
 
 
Corre solo tantos kilómetros como puedas

 
 
A los 20 años, Hughes sumaba 200 kms semanales de entrenamiento. Eso no funcionó. “Descubrí que tenía pequeñas lesiones todo el tiempo”, recuerda. Finalmente, se decidió por unas 160 kms por semana. Sin embargo, ahora a los 60 ha vuelto a alcanzar los 180 kms semanales. “De hecho, estoy recorriendo más kms ahora que cuando era joven”, señala.
 
 

 
Haz la mayoría de esas carreras a un ritmo modesto.
 

 
 
De lunes a viernes, Hughes corre dos veces al día, aproximadamente 15 kms (o un poco menos) a la vez. En estas carreras, generalmente tiene un “esfuerzo al 70-75%” constante y dice que no puede soportar correr más lento que eso. Fija su ritmo de entrenamiento unos 40 segundos más lento por km.
 
 
 
 
 
 
Corre solo tantos kilómetros como puedas

El corredor irlandés es partidario “de salir a correr solo para acostumbrar a la mente a los maratones donde nadie te va a ayudar. suelo salir a correr sin compañía y eso me ha hecho más fuerte”.

El zumo de remolacha es fundamental

 
Hughes descubrió hace unos años el zumo de remolacha y toma un vaso cada día. “Me he enganchado a esta bebida, funciona, es un gran recuperador. Noto desde que la tomo que cada día me cuesta menos volver a entrenar. Es muy recomendable”
Recarga de carbohidratos tras una de proteínas.

Tirada larga la última semana y carga de carbohidratos

 
La semana antes de un maratón este corredor irlandés hace una tirada larga, luego durante tres días hace una dieta baja en carbohidratos y alta en proteína. Al cuarto día comienza una carga importante de carbohidratos. “Así consigo aumentar mi glucógeno más de lo normal”, asegura.

 
Utiliza pasos cortos

 
Hughes corre con muchos pasos por minuto. Su media de carrera es cercana a los 200 pasos por minutos, de esa manera gana en velocidad y reduce el riesgo de lesiones.
Maratones a ritmo negativo

Correr maratones en negativo

 
Es la nueva estrategia universal. se trata de correr más lento la primera parte que la segunda del maratón. Hay que subir el ritmo por kilómetro a partir del segundo medio maratón, así se evita llegar fatigado al famoso ‘muro’. Para eso, además de invertir los ritmos y hacerlos superiores en los últimos 21 kms, necesitas un trabajo de fuerza previo que haga que la musculatura no llegue tan fatigada al final.

Súbete a la ola del carbono

 
Hughes, que no está patrocinado, corrió el Maratón de Frankfurt con los zapatos Nike Vaporfly NEXT%. ¿Por qué no? Si estás apuntando a maratones rápidos en estos días, es lo que muchos hacen. “Parece que me dejan las piernas menos golpeadas al final de la carrera”, señala, haciéndose eco de lo que han dicho otros.