Search
Close this search box.

“En carreras de 100 kms y de 24 y 48 horas no me canso, pero a m√≠ no me gusta correr, lo que me gusta es sufrir”

extremesportsweb.com


Domingo, 09 de Junio de 2024

El atleta amateur Nicol√°s de las Heras logra con 59 a√Īos la plata absoluta y el oro en Master 55 en el Mundial de 48 horas de running con un m√©todo y una filosof√≠a peculiar que le lleva a “correr 441 kil√≥metros sin apenas cansancio”

“En carreras de 100 kms y de 24 y 48 horas no me canso, pero a m√≠ no me gusta correr, lo que me gusta es sufrir”

Hasta los 43 a√Īos a Nicol√°s de las Heras no le atra√≠a demasiado el running, pero a partir de ah√≠ comenz√≥ un idilio que le llev√≥ a ser un ‘obseso’ del ultrarrunning.

Nicol√°s de la Heras es uno de esos ‘machacas’ del running que necesita retos extremos para ser feliz con su deporte. El atleta amateur asturiano se proclam√≥ hace unos d√≠as campe√≥n mundial de carreras de 48 horas en el grupo de edad de mayores de 55 a√Īos pero sorprende como siente la carrera. “A m√≠ no me gusta correr, a m√≠ lo que me gusta es sufrir”, admite en una entrevista con La Voz de Asturias.

Descubri√≥ el runnig con 39 a√Īos tras acompa√Īar a un amigo en la Travesera de Picos de Europa en 2008 ‚ÄĒ46 kil√≥metros de Sotres a Arenas de Cabrales con m√°s de 7.000 metros de desnivel‚ÄĒ, y tras quedar √ļltimo se enganch√≥. “En ese momento me di cuenta de que me hab√≠a picado el veneno”, asegura.

Se comenz√≥ a atrever con el ultrarunning en carreras de 100 kil√≥metros o m√°s y se enamor√≥ de ese tipo de esfuerzos u destacaba tanto que acab√≥ siendo internacional por Espa√Īa: “Me daba cuenta de que en las carreras cuanto m√°s largas eran, mejor se me daban y mejor quedaba”.

Sorprende que admita que correr 100 kil√≥metros o m√°s no le genera ning√ļn temor:¬† “No es que me resulte f√°cil, pero para m√≠ no supone un sufrimiento excesivo. Es una cualidad que tengo y asumo el sufrimiento y el dolor de pies, me gusta pelear contra √©l porque mi rival soy yo”.

Tras destacar en pruebas de 100 kil√≥metros y de 24 horas decidi√≥ dar un paso m√°s y se inscribi√≥ en el Campeonato Mundial de 48 horas pese a que no disfruta “corriendo. Es verdad, a mi no me gusta correr, son las sensaciones que me aporta correr, mental y f√≠sicamente. Disfruto de ese sufrimiento, de mejorar y superarme”.

El deportista de √©lite cuenta con un entrenador que le gestiona los entrenamientos de carrera y tablas de ejercicios. Explica que suele ser fortalecimiento de piernas, combas o ejercicios con gomas para tonificar el cuerpo, pero sin excesos. “Con 59 a√Īos yo me veo bien. en el Mundial de 48 horas hab√≠a mucho joven de 35 a√Īos. Yo voy con motor di√©sel y ellos turbo. Lo bueno es que tengo buena gen√©tica, la vida me va respetando en ese sentido”.

En el Mundial de 48 horas acab√≥ segundo absoluto y campe√≥n mundial en m√°ster 55. A nivel nacional consigui√≥ el r√©cord absoluto en la modalidad 48 horas, que estaba en 357 kil√≥metros y √©l hizo 441,343 kil√≥metros. La carrera fue un circuito de 1,048 kil√≥metros en el que hay que dar vueltas. A lo largo del recorrido hay avituallamientos, ba√Īos y zonas de asistencia. En el caso de Nicol√°s, le acompa√Ī√≥ un amigo que fue fundamental y clave en su trayectoria. En total, el asturiano dio aproximadamente 421 vueltas en c√≠rculo. “Es cuesti√≥n de actitud, cuando llevo un dorsal me da igual que sea dando vueltas a un botijo, lo hago”, explica.

Las 48 horas de competici√≥n las gestiona cada corredor a su manera y el asturiano puso en pr√°ctica su propia t√°ctica, que resume en “salir y no dormir”. Su m√©todo, lejos de ser estricto, se basaba en estar atento a todas las circunstancias e invertir y gestionar el tiempo seg√ļn su cuerpo. Cu√°ndo sent√≠a que las piernas “no iban muy bien, par√© a hacer un masaje”, durante la segunda noche se mareaba, por lo tanto, negociaron √©l y su asistente y concluyeron que era el momento de echarse de 15 a 20 minutos abrigado y descansando. En estos retos tan al l√≠mite cuenta que lo m√°s importante es no estresarse, en esa situaci√≥n parar no es perder, es invertir el tiempo. Y otra clave que destaca es que siempre se mantiene expectante, porque “nunca sabes cu√°ndo pueden ponerse las piernas como ‚Äėpegollos’ o fallar”.

En cuanto a la comida, s√≠ est√° planificada. Comer y correr chocan en el est√≥mago, por ello el avilesino, aplic√≥ las pautas que sigue en las carreras de 24 horas: “Cada hora un gel y un cuarto de litro de carbohidratos”. En las pausas alimentarias com√≠a pasta cada ocho horas, en esta ocasi√≥n si en una hora rend√≠a el kilometraje que se propon√≠a, paraba a comer en un par de minutos, en las competiciones 24 horas lo hace mientras corre.

¬ŅEl problema? Son 48 horas as√≠ y acab√≥ agotado, por lo que “al final coges medio sandwich de nocilla, otro de jam√≥n y queso”, confiesa. Durante el desaf√≠o no camin√≥ m√°s que lo estrictamente necesario, “mientras me com√≠a un yogur, 50 metros”, por ejemplo.
La parte psicol√≥gica de este reto es conseguir hacer tu propia carrera sin obsesionarte con los tiempos de tus contrincantes: “Hubo un momento de crisis pero pens√©, haz lo que quieras que yo voy a lo m√≠o, no me influyes psicol√≥gicamente. Aceler√© casi un minuto el kil√≥metro para meterle presi√≥n y desdoblarle. Hice 95% mi carrera, me abstraje de los dem√°s y me dediqu√© a mi. “La gente piensa que es una locura correr 441 kil√≥metros, son a√Īos de preparaci√≥n y ah√≠ sali√≥ el trabajo”.

Fuente: La Voz de Asturias