Search
Close this search box.

Fermín Cacho aconseja a los corredores populares que se dejen de tanta tontería con la dieta y les recomienda “comer lentejas y cocido en invierno y cuando llegue el verano comer menos”

DDT


Miércoles, 05 de Junio de 2024

El oro olímpico de 1.500 metros en Barcelona 92 tiene una curiosa teoría nutricional que utilizaba en su época como atleta profesional

Fermín Cacho aconseja a los corredores populares que se dejen de tanta tontería con la dieta y les recomienda “comer lentejas y cocido en invierno y cuando llegue el verano comer menos”

“¿Por qué engorde? Mi problema de engordar fue un problema por seguir comiendo las mismas calorías y gastando menos”, comentó el oro olímpico en Barcelona 92 en una charla con aficionados.

Muchos deportistas profesionales cogen mucho peso cuando se retiran del deporte y la mayoría de los aficionados creen que se deben a que cambian de hábitos alimenticios aunque no siempre tiene que ser así.

Fermín Cacho, considerado por muchos el mejor atleta español de la historia, es uno de esos casos en la que un deportista profesional dispara su peso al retirarse pero en su caso no cambió sus hábitos, lo que sucedió es que siguió comiendo igual que cuando era atleta profesional. Un deportista de élite ingiere muchas calorías para poder recuperarse de los duros entrenamientos pero el problema es cuando sigues comiendo igual y no quemas esas calorías.

“¿Por qué engorde? Mi problema de engordar fue un problema por seguir comiendo las mismas calorías y gastando menos”, comentó el oro olímpico en Barcelona 92 en una charla con aficionados.

[Img #59537]

Cacho defiende que hay que seguir una dieta sana pero recomienda a los deportistas aficionados que no coman siempre lo mismo ya que no se necesitan las mismas calorías en invierno que en verano.

Cacho apunta que “dependiendo de la época en la que estés debes comer diferente, no es lo mismo verano que invierno. Lo importante es llevar una dieta equilibrada y comer las calorías que se van a gastar, Hay que tratar de evitar los fritos y comer muchas pastas, ensaladas y pescado”.

El oro olímpico de Barcelona 92 tiene una curiosa teoría nutricional que comparte con los corredores populares que aplicaba en su época como atleta profesional:  “En invierno, como hace más frío, se puede comer un poco más, como lentejas o cocido. Siempre hay que llevar una dieta equilibrada tanto para entrenar como para competir y en verano se necesitan menos calorías, así que hay que relajarse un poco más con las cantidades y las comidas contundentes”.