Search
Close this search box.

Martín Fiz aconseja a los corredores populares que dejen de cometer este error tan común con sus dietas ya que “con la edad se pierde músculo y se gana en grasa y para poder seguir entrenando a buen nivel es necesario tirar de músculo”

DDT


Viernes, 15 de Marzo de 2024

El laureado atleta español narra su secreto para haber recorrido 300.000 kilómetros (7.109 maratones) en 50 años corriendo y desvela su &https://extremesportsweb.com/wp-content/cache/background-css/extremesportsweb.com/?wpr_t=17138326238216;porcentaje mágico&https://extremesportsweb.com/wp-content/cache/background-css/extremesportsweb.com/?wpr_t=17138326238217; de ingesta de carbohidratos y proteínas para que tengas una buena calidad muscular pasados los 40 años

Martín Fiz aconseja a los corredores populares que dejen de cometer este error tan común con sus dietas ya que “con la edad se pierde músculo y se gana en grasa y para poder seguir entrenando a buen nivel es necesario tirar de músculo”

Una de las claves que ha tenido Martín Fiz para poder completar estos 300.000 kilómetros es un físico y una musculatura privilegiada que prácticamente no ha tenido lesiones desde que comenzó a correr hace 45 años.

Martín Fiz es una de las mayores leyendas del maratón mundial. El atleta español se proclamó campeón de Europa y del mundo en su etapa como profesional y como atleta máster ha sido el único mayor de 50 años que ha conseguido el triunfo en los ‘6 majors’, Nueva York, Boston, Chicago Londres, Berlín y Tokio.

 

El laureado atleta español en una entrevista en RTVE comentó los kilómetros que ha entrenado en su vida para conseguir estas gestas y le salieron un total de 300.000 kilómetros, lo que equivaldría a haber completado ¡7.109 maratones!. “Un día me puse a calcular los kilómetros que he entrenado en mi vida y me salieron 300.000, la mayoría de los coches no aguantarían los kilómetros que llevo yo en las piernas”, comentó el atleta vitoriano.

 

Una de las claves que ha tenido Martín Fiz para poder completar estos 300.000 kilómetros es un físico y una musculatura privilegiada que prácticamente no ha tenido lesiones desde que comenzó a correr hace 45 años. “He tenido la suerte de tener una musculatura privilegiada y exenta de lesiones”, comentó Fiz.    

 

[Img https://extremesportsweb.com/wp-content/cache/background-css/extremesportsweb.com/?wpr_t=171383262358919]

 

Otra de las claves de Fiz está en su dieta

 

Los atletas populares que preparan un medio maratón o maratón le dan mucha importancia a los ritmos que entrenan y a los kilómetros que completan pero no a su alimentación, algo que puede ser su tumba para poder lograr sus objetivos.

 

Martín Fiz dedica 12 semanas para preparar un maratón y realiza una media de 16 kilómetros diarios. En el apartado del desgaste diario calcula las calorías de entrenamientos (1.100 Kcal. x 84 días, total: 92.400 Kcal.) y las calorías por actividad diaria total (2.225 Kcal. x 84 días: 186.900 Kcal.). Por último hay que tener en cuenta la frecuencia cardiaca: 40 ppm Reposo y 172 ppm en máximo esfuerzo. 

 

Fiz señala como debe comer un atleta que entrena para correr maratones. “¿Cómo distribuyo la recuperación calórica? El 55% de hidratos de carbono; el 30% de proteínas y el 15% de grasas. Respecto a la hidratación, bebo en total 130 litros aproximadamente de agua; 30,5 litros de bebida recuperadora energética enriquecida con aminoácidos magnesio y vitaminas; y 54 litros de bebidas isotónicas.

 

Fiz señala que los atletas populares deben ingerir más proteínas y muchos cometen el error de comer demasiados carbohidratos. “Os pueden sorprender estos porcentajes, es decir, la poca diferencia que hay entre hidratos de carbono y proteínas. Me explico, cuanto mayor es la edad del deportista, mayor incremento de alimento proteico se requiere. El fin no es otro que recuperar el desgaste muscular, es decir, con la edad se pierde musculo y se gana en grasa, por lo tanto para poder entrenar a estos niveles es necesario tirar de músculo. Y esa masa muscular que se pierde tras un esfuerzo hay que recuperarla realizando una alimentación rica en proteínas”, comenta el vitoriano.