Search
Close this search box.

“Me decían que no se podía entrenar un maratón en cinta, pues lo he hecho 12 en un año y he ganado el Nacional de 100 kilómetros entrenando así”

extremesportsweb.com


Lunes, 20 de Mayo de 2024

Estefanía Unzu explica como un método de entrenamiento poco recomendable le ha dado una excelentes resultados en 12 maratones y una prueba tan exigente como la de 100 kms

“Me decían que no se podía entrenar un maratón en cinta, pues lo he hecho 12 en un año y he ganado el Nacional de 100 kilómetros entrenando así”

Entrenar en cinta para pruebas de resistencia no es lo más recomendable, pero a veces no queda otro remedio como le ha ocurrido a la famosa influencer Verdeliss.

Estefanía Unzu, más conocida popularmente como Vedeliss por su famosa labor como influencer, se convirtió sorprendentemente en ganadora del Campeonato de España de 100 kilómetros hace una semana. En una entrevista con Womens Health explica cómo es capaz de sacar tiempo para entrenar siendo madre de 8 hijos y cómo ha conseguido romper con la ‘leyenda urbana’ de que es imposible preparar un maratón sumando casi todos los kilómetros en la cinta de correr: “No solo he corrido uno entrenando así, sino 12 en un año y he ganado el Nacional de 100 kilómetros”.

[Img #59420]

El triunfo en el Campeonato de España de 100 kilómetros fue una auténtica sorpresa: “Es algo de locos, no sabía qué expectativas tener respecto a la carrera. Yo nunca había pasado de los 42 kilómetros de una maratón entonces tenía contempladas muchas posibilidades, desde que no entrara en las 12 horas máximas que te permiten hacer para completar el circuito, a que me lesionase, a que me diera un calambre y tener que abandonar… Entonces claro, conforme iban pasando los kilómetros y veía que las piernas me aguantaban también iba prudente pensando que en cualquier momento esta situación tan buena podía cambiar. Pero no, al final aguanté y ahora estoy en una nube”.

En un año ha acabado 12 maratones y una prueba de 100 kilómeytros sin apenas desgaste: “Realmente estoy muy bien, no me duele nada y estoy agradecida la verdad. Es increíble de lo que es capaz el cuerpo. A cuatro días post carrera creo que ya puedo correr, de hecho seguramente hoy haga un trote suavecillo, tengo ganas”.

Plantearse correr una prueba de 100 kilómetros por primera vez fue una apuesta tras comprobar que los maratones no le hacían demasiado daño: “Yo en las maratones terminaba bastante bien y siempre he pensado que estaba capacitada para hacer más distancia. La idea de la ultradistancia surge después del reto de las 12 maratones aunque en realidad fueron 13 ya que la maratón de Londres entró así un poco adelantando por la derecha. Terminé de correr Londres en abril y en mayo pensé que al tenerlo fresco era buen momento para probar con una 100k y justo coincidía que era el Campeonato de España. Por eso me apunté, si hubiera sido otra fecha me hubiera apuntado a otra carrera probablemente”.

“Para mí la cinta es lo más cómodo para entrenar”

La prfeparación de los maratones y de una prueba de 100 kilómetros se ha realizado en su mayoría en la cinta de correr dentro de su casa, algo que ningún atleta o entrenador le recomendaba: “Estoy habituada a organizarme yo misma mis entrenamientos de maratón porque además es muy fácil encontrar información sobre cómo preparártelo -es que yo soy autodidacta, no tengo entrenador ni nadie que me prepare salvo mi padre que me ayuda a preparar la fuerza- sin embargo me costó muchísimo dar con información sobre cómo preparar la ultradistancia y lo que encontré básicamente es que muchos atletas profesionales hacen tiradas muy largas. Básicamente la diferencia es esa, la distancia. Así que esas dos semanas que yo tenía apreté mucho. Entrenaba la fuerza dos veces por semana y aumenté las tiradas, sobre todo en casa. De hecho creo que soy la prueba de que sí se puede preparar una maratón o una carrera en cinta porque todo el mundo me decía que eso no se puede hacer y el 90% de mis entrenos han sido en cinta. He sacado el tiempo de donde no lo hay, corría muchas veces antes de que salga el sol o después de que se pusiera. Para mí la cinta es lo más cómodo porque no me tengo que preparar para salir, en cuanto tengo un momento me subo y corro. Aún así sentía que no estaba lo suficientemente preparada”.

Verdeliss reconoce que este último año ha descubierto que sus límites físicos estaban por encima de lo que pensaba: “En los 100 kms la verdad es que físicamente no tuve ningún malestar. Yo diría que el muro mental lo noté en el kilómetro 60 porque me pasaban muchos pensamientos intrusivos de lo que tenía aún por delante. Ahí intenté ser muy optimista y empecé a pensar en todo lo que llevaba en vez de en lo que me quedaba. En el kilómetro 85 ya sí empecé a notar fatiga en las piernas pero fue entrar en los últimos 5 kilómetros y ya me dio ese subidón de pensar que sí podía hacerlo y llegué a la meta con muchísima energía”.

Su primera competición de 100 kms le ha dejado ganas de más: “Tengo la sensación de que tampoco iba excesivamente preparada y de que las cosas se pueden hacer mejor, me da un poco de pena no llegar a ver hasta dónde soy capaz de llegar. Ahora necesito un periodo de reflexión porque ir a más supondría tener que volver a establecer prioridades en mi vida y hasta ahora los entrenamientos que he hecho han sido adaptados a mi día a día.